Insurreccions: de Barcelona a Hamburg

«Insurreccions» va clausurar el diumenge 21 de maig d’enguany: parlem de l’exposició del Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), comissariada per Georges Didi-Huberman, que va aplegar unes tres-centes peces entre pintures, dibuixos, gravats, fotografies i pel·lícules, produïdes des de mitjan segle XIX fins ahir, amb la temàtica de «les emocions col·lectives i els esdeveniments polítics que comporten moviments com ara revoltes, insubmissió, agitació política, moviments socials i revolucions de tot tipus» (http://www.museunacional.cat/ca/insurreccions).

1.png

Els caps de setmana de primavera (almenys, de la mediterrània) no s’adiuen amb el món de les muses, gairebé sempre enclaustrades: originalment «gregues», no és sorprenent que campin alegrement en altres altes latituds (l’oferta museística de ciutats com Stockholm, Sant Petersburg o Berlín així ho insinua).

Però hi vam anar, aquell últim diumenge.

«Insurreccions» posava la revolta moderna al costat del llegat de Cambó i d’altres prohoms de la burgesia catalana, als qui una visita a l’exposició hagués portat els seus pitjors records; i al costat també del Saló Oval del Palau Nacional de Montjuïc, on un desembre de 1936 es va presentar oficialment el Decret de Col·lectivitzacions i la sovietitzant Nova Economia. Mares i tietes apilant llambordes, barricades de tota mena i color, esglésies cremades, punys alçats, armaris caient de les finestres, i assalts populars contra aquella icona del progrés que van ser ferrocarrils. I el preu del somni: caragolats al garrot vil, o enganxats com a mosques a les alambrades (l’única vegada que apareixia la paraula «ciència» a l’exposició mostrava aquest estendard de la modernitat i del control de l’espai, en forma de filferro electrificat).

2.jpg

El material de l’exposició -ens referim al material del que està feta la història en qüestió- cridava, tremolava, sacsejava, revoltava… però els visitants -nosaltres inclosos- seguíem el circuit museogràfic establert, respectàvem l’ordre i el silenci de les muses, llegíem els cartellets que havíem de llegir, paràvem a on havíem de parar, i havíem pagat el que havíem de pagar. L’acte (museístic) és essencialment individual, no col·lectiu. Tony Bennet i altres han parlat de la funció disciplinadora de la forma d’aquests espais des del segle XIX, més enllà dels seus continguts. Potser alguns han caigut en el presentisme, però pel present, s’escau.

4

2017-05-21 14.04.00

La insurrecció entra al museu? Diferents interpretacions (algunes contradictòries) s’ensumen.

La primera. La insurrecció és una peça de museu darrere d’una vitrina, intocable, llunyana, mesurada, mediada, en formol… Una roca d’un estrat de l’Antropocè que fou lava. Un espècimen de la història natural de la destrucció per a la construcció (res a veure amb la destrucció per a la destrucció, de la que parlava W. G. Sebald). No semblava aquesta la voluntat del curador, però cal tenir cura de la diferència entre el voler i el poder, dues paraules multi-semàntiques sobre les que girava l’exposició. De fet, l’exposició acabava amb un vídeo -càmera fixa- per on passàven els i les refugiades que travessaven el mur d’Idomeni (l’única vegada que es veu la transgressió d’un somriure). Podia haver acabat també amb una habitació on el/la visitant és convertís en agent d'(«)Insurreccions(»)?

La segona. Era aleshores l’exposició una crida a la rebel·lió i a la subversió? Un estudi arqueològic de les passes de la Lucy moderna fugint de l’autoritat per a què poguéssim seguir aquelles petjades?

Altres interpretacions són possibles. Altres mons ho van ser (i ho seran). Però no deixa de ser sorprenent que a la ciutat de Barcelona les institucions culturals oficials -Vázquez Montalbán parlaria de l’hegemonia cultural- obrin les portes a la subversió… Més enllà d’aquesta darrera, podem recordar altres exposicions inaugurades els darrers anys en aquesta línia, com les que han portat els imperdibles i la indumentària negra del punki com a convidats d’honors al CCCB i al MACBA de trajo blanc.

I no deixa de ser sorprenent que sigui en un moment com avui, en el que la repressió a la dissidència (inclosa, la verbal) hagi fet una escalada aparentment sense límits i sense vergonyes tant a Catalunya com a Espanya: el cas del Parlament, les operacions Pandora, la persecució judicial i econòmica per tweets, per llibres, per lletres, per putxinel·lis…

El mateix dia que l’exposició «Insurreccions» va clausurar, es van tancar altres coses i en van començar, és clar, moltes altres. A l’altre vora del Besòs, al parc del Gran Sol al barri de Llefià de Badalona, es reunia una munió de gent a escoltar un amplíssim estol d’artistes com Albert Pla o Raynald Colom: el col·lectiu No Callarem havia organitzat el Concert per la Llibertat d’Expressió #DemaPotsSerTu. La gota que seguia omplint el got: tres anys i mig de presó per unes lletres d’un mediocre i desconegut raper mallorquí.

7  8

Quan les protestes contra el G-20 a Hamburg d’aquest cap de setmana entraran al Deutsches Historisches Museum? La insurrecció -passada-, la insurrecció -tancada amb les muses- és tolerable, tolerada, tolerant? Des de quan la història ha deixat de ser una arma carregada de futur?

 

Jaume Valentines Álvarez

Allaqqat, 9 de juliol de 2017

Semana de Historia del Patrimonio Médico Bogotá, 25 al 29 de septiembre

SEMANA DE HISTORIA DEL PATRIMONIO MÉDICO

Bogotá, 25 al 28 de septiembre de 2017

Durante la última semana de septiembre se celebrará la Semana de Historia del Patrimonio Médico, con la participación de Alfons Zarzoso, que ofrecerá conferencias en diversos espacios médicos de Bogotá, y la celebración los días 27 y 28 de septiembre del Encuentro Nacional de Colecciones y Museos de Historia de la Medicina en Colombia.

Alfons Zarzoso, es Curador en Jefe del Museo de Historia de la Medicina de Cataluña y Vicepresidente de la Sociedad Catalana de Historia de la Ciencia y la Técnica. Doctor en Historia por la Universitat Pompeu Fabra, ha ejercido como profesor de historia de la medicina en la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona. Ha comisariado alrededor de 50 exposiciones temporales y permanentes sobre patrimonio histórico-médico y es autor de un centenar de obras entre artículos, libros, monográficos de revista, catálogos y curadorías digitales.

Si requiere más información, en relación con las actividades de la Semana de Historia del Patrimonio Médico se puede poner en contacto con: Josep Simon (josep.simon@urosario.edu.co) o Paula Ronderos (paularonderos@gmail.com).

PROGRAMA

Lunes 25 de septiembre,  6 pm

Alfons ZarzosoLa constitución de la oftalmología como especialidad médica en Barcelona, 1880s-1930s

Clínica Barraquer Avenida Calle 100 No. 18A – 51

Martes 26 de septiembre  (por confirmar)

Alfons Zarzoso. Medicina, arquitectura y ciudad. La construcción de la Barcelona contemporánea

Biblioteca Luis Ángel Arango Calle 11 # 4 – 14, La Candelaria

Miércoles 27 de septiembre,  2 pm

Alfons ZarzosoCultura material y enseñanza de la medicina. O de la construcción de conocimiento médico en época contemporánea

Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud, Universidad del Rosario Calle 12C No. 6-25

A continuación se realizará una Visita colectiva al Museo de Historia de la Medicina de la Academia Nacional de Medicina (Cra. 7ª # 69-11)

6:30 pm:

Conferencia de Alfons Zarzoso para la Sociedad Colombiana de Historia de la Medicina, en el salón de Actos de la Academia Nacional de Medicina:

Cuerpos, ceras, exposiciones: colecciones viajeras de modelos anatómicos, siglos XVIII-XXI

Academia Nacional de Medicina Cra. 7ª #69-11

Jueves 28 de septiembre & Viernes 29 de septiembre

ENCUENTRO NACIONAL DE COLECCIONES Y MUSEOS DE HISTORIA DE LA MEDICINA

Conferencia magistral de apertura deL Encuentro por Alfons Zarzoso (Jueves 27 de septiembre):
Museos y colecciones médicas: los retos del patrimonio médico en el siglo XXI

Claustro de San Agustín (Carrera 8 #7-21)

CONVOCAN

Academia Nacional de Medicina 

Sociedad Colombiana de Historia de la Medicina

Universidad Nacional de Colombia (Centro de Historia de la Medicina & División de Museos de la Dirección de Patrimonio y Divulgación)

Universidad del Rosario

Instituto Raimundo Russi de Historia Aplicada de la Ciencia, la Técnica y la Medicina

Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud

Museo de la Lepra de Agua de Dios

 

   IRRHACTM      

Inaugurada la exposición temporal de larga duración: “Gabinete de coleccionista”

Una exposición de visita obligada para los disectores de Anatomías Urbanas

Terrassa en la Mira

inauguratEl concejal de Cultura, Jordi Flores, participó ayer por la tarde en la inauguración de la exposición temporal de larga duración: “Gabinete de coleccionista”, organizada por el Museo de Terrassa. En la muestra se exponen un amplio abanico de objetos, de tipología diversa, que dan a conocer las primeras piezas del fondo del Museo de Terrassa. En buena parte provienen de colecciones privadas como, por ejemplo, la de Mossèn Tatcher o Josep Soler i Palet.

“Gabinete de coleccionista” se estructura en dos ámbitos: en un primer, se muestran un gran número de objetos susceptibles de ser coleccionados, presentados siguiendo los criterios de acumulación propios de los gabinetes de curiosidades; y en un segundo, podremos ver una sección integrada exclusivamente por piezas de la colección privada del prohombre terrasense, Josep Soler i Palet. La inauguración se hizo en la Sala del Tinellet del Castillo Cartuja de Vallparadís, donde se podrá visitar…

Ver la entrada original 11 palabras más

Launched? Check! Library’s New Digital Collections & Exhibits Website

Books, Health and History

By Robin Naughton, Head of Digital

VESALIUS_ICONES_SUITE_005_watermark

Content inventory complete? Check.

New and enhanced scans created?  Check.

Content migration complete? Check.

All collections uploaded to repository? Check.

All metadata confirmed? Check.

Backend infrastructure secured? Check.

Design complete?  Check.

Quality assurance complete? Check.

Sign-off? Check.

Then, we’re ready for take-off.

Let’s launch!

We are very excited to announce the launch of our new digital collections and exhibits website.

Starting in 2016, we began working with Islandora, an open-source framework that provides a robust infrastructure for digital collection development.  Our goal was to migrate old collections and develop new digital collections.  Islandora offered a solution that was extensible, easy to use, and built on a foundation that included a preservation-quality repository (Fedora), one of the most extensible content management systems (Drupal), and a fast search (Solr).   With this base, we set about designing the interface, migrating and developing…

Ver la entrada original 573 palabras más

Los signos de Karin Johannisson (1944-2016)

Una triste noticia que nos permite poner bajo el foco, a partir del excelente libro de Karin Johannisson, un asunto controvertido, pero poco debatido, como es el de la docencia de la historia de la medicina en la actualidad. Celebramos y compartimos esta iniciativa .

IRRHACTM

En noviembre del año pasado murió Karin Johannisson a los 72 años, tras desarrollar una notable carrera como profesora de historia de las ideas y la ciencia en la universidad de Uppsala y exitosa autora en el ámbito de la historia de la medicina. Su lucha contra un tumor cerebral en los últimos años de su vida no le impidió publicar en 2015 su último libro, Den sårade divan: om psykets estetik [“El diván herido: Sobre la estética de la psicología”] o recibir en 2016 el prestigioso premio Övralid (instituido sobre el legado del premio nobel de literatura sueco Verner von Heidenstam).

5846Después de publicar su tesis doctoral, Magnetisörernas tid: den animala magnetismen i Sverige (1974), sobre el magnetismo animal y el mesmerismo en Suecia, durante cuatro décadas Johannisson desarrolló un interesante programa de trabajo que le llevó a publicar catorce libros, a colaborar asiduamente en la prensa diaria de…

Ver la entrada original 939 palabras más

Ciencia y fotografía en Barcelona: la mirada de Emili Godes

Noticia redactada a partir de la conferencia de Laia Foix, “La ciència a través de la càmera d’Emili Godes (1895-1970)”, 06/04/2017, SCHCT-IEC, Barcelona, en el marco del ciclo Ciència i Fotografia coordinat per Ramon Barnadas.

 

La obra del fotógrafo Emili Godes (Barcelona, 1895-1970) no es desconocida ni para la historia de la fotografía ni para la historia del arte. Sin embargo, su obra apenas ha sido considerada desde la historia de la ciencia. De hecho, la historia de la ciencia todavía no ha emprendido el camino de un estudio, reflexivo y contextualizado, de la fotografía y la cinematografía producidas en Catalunya. Disponemos de gran cantidad de información y de algunos excelentes estudios, en buena medida procedentes de la historia de la fotografía –los trabajos de José Manuel Torres, La retina del sabio; los recientes de Salvador Tió sobre Innocent Paulí i Jaume Ferran-, que merecen ser considerados a la luz de los resultados y de las preguntas formuladas por la historia de la ciencia en las últimas décadas. El caso del fotógrafo Godes y su obra permiten señalar la persistencia de las sombras en la redacción de esta historia.

De Emili Godes sabemos mucho y a la vez se presenta como un profesional invisible. Nos vamos a ir explicando a partir de la conferencia que recién nos acaba de ofrecer Laia Foix. Cabe recordar que la ponente es la coordinadora del Departament de Documentació i Investigació de l’Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya (www.iefc.cat), lugar donde la familia Godes ha donado más de mil imágenes, colaborando de manera activa en su catalogación. De hecho, a partir de aquel acto de generosidad y de reconocimiento –un hecho, el de la constitución del patrimonio científico-técnico, poco valorado y menos aún fomentado en el ámbito cultural de  Catalunya… en una demostración de mediocridad intelectual que sigue justificando la existencia de dos culturas o derivadas banales semejantes-, Laia Foix se ha entregado al estudio de esa colección. Fruto de cuyo trabajo fue la redacción de la memoria “Modernidad y vanguardias fotográficas en la obra de Emili Godes”  de fin del Postgrado  de “Gestión, preservación y difusión de archivos fotográficos” de la ESAGED-UAB en 2014: (www.iefc.cat/pdf/Modernidad-y-vanguardias-Emili-Godes-tfp-LaiaFoix.pdf).

Llama poderosamente la atención que la fotografía de Godes es conocida por lo que se recuerda y en parte se preserva en diversas instituciones emblemáticas, aquellas que le han dado una categoría artística y calidad técnica. Desde la òptica del artista, esa canonización puede proceder de los trabajos exhibidos por el fotógrafo: el reportaje sobre la ciudad de Córdoba exhibido e impreso en postales en los años 1920,  el de seguimiento de las obras en Montjuïc para la exposición de 1929, la exposición de fotomacrografía de vegetales e insectos en la exposición de 1944. Buena parte de estos materiales se hallan  entre las colecciones del MNAC (Museu Nacional d’Art de Catalunya), del AFB (Arxiu Fotogràfic de Barcelona) y  también en los fondos del Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya. Fueron estos mismos documentos objeto de exposiciones diversas en las décadas de 1980, 1990 y 2000. Esto se tradujo, de manera paralela, en la publicación de trabajos por parte de fotógrafos e historiadores de la fotografía o del arte, en algunos casos como comisarios de exposiciones. Desde los años 1980, en estos estudios se ha acuñado la condición de Emili Godes como máximo representante en Catalunya de la Nueva Objetividad. Esto es, del movimiento artístico nacido en la Alemania de los años 1920 como reacción al expresionismo, conocido con el complejo término de Neue Sachlichkeit. Más allá del acierto de esta interpretación, el mismo Godes reivindicaría en los años 1950 la intencionalidad artística de sus “microfotografías” con lo que se hacía en la Francia y Alemania de entreguerras. Se ha puesto de manifiesto que Godes no llega a esta manera de entender la fotografía por un camino intelectual teórico, académico, sino a partir de la práctica, de su talento y habilidad técnica y de su voluntad artística. Godes se forma como fotógrafo mediante el ejercicio laboral de los oficios de la fotografía. En Barcelona y desde los 14 años, primero en la casa Riba, comerciales de la fotografía, editores de la revista Radium, a la vez catálogo publicitario, boletín de consejos técnicos y de artículos traducidos de la prensa especializada extranjera. Y desde 1916 en la Casa Cuyàs, como jefe de laboratorio, hasta 1928, cuando se establece como fotógrafo profesional independiente. Trabaja solo, revela en el laboratorio de su domicilio y se gana la vida, sobre todo, por los encargos. Un técnico excelente, opera sin fotómetro, hábil con los alargadores y la óptica en los trabajos de aproximación, cultiva la foto fija. Su talento técnico y su mirada artística se extienden y le consolidan como profesional en la década de 1920. A partir de entonces, desde los años 1930 abre su abanico profesional: artistas de diferentes especialidades y galeristas le solicitan la reproducción de diferentes obras; la Escola Superior d’Agricultura le convierte en director de fotografía de su revista; colabora en el mapa geológico de España, realiza encargos de entomología para la Universidad de Barcelona y colabora más adelante con el Instituto de Investigaciones Pesqueras. A la vez, Godes atiende encargos comerciales y publicitarios de diferentes empresas. Forma parte del Comissariat de Propaganda de la Generalitat de Catalunya durante la guerra. Laia Foix señala que buena parte de esta obra no está firmada o bien la autoría es parcial: la mano invisible del técnico emerge. Artistas y científicos necesitan visibilizar y representar ciertos objetos, recurren a la habilidad técnica del fotógrafo Godes, pero la mise en scène desaparece, como la autoría, a favor del resultado final: la construcción de un nuevo objeto de comunicación. La representación visual viene cargada de conocimiento, pero el proceso de ejecución de éste entra en la penumbra.

Tras la guerra, Laia Foix pone el acento en la enorme actividad que Godes lleva a cabo a partir de los numerosos encargos que recibe desde el mundo de la ciencia. Y también del ámbito empresarial. No podemos citarlos todos, pero vale la pena recordar alguno de estos casos con el fin de mostrar diferentes actitudes respecto a la fabricación del patrimonio, y una vez consolidado ese concepto, a su preservación y fomento. Catalana de Gas y Electricidad solicita un encargo que se enmarca, tal vez como el de los comerciantes de la Avenida de la Luz de Barcelona o el de la empresa de bombillas Osram, en la ciudad como motivo fotográfico, en la noche urbana y en sus espacios públicos y domésticos, en sus objetos, en los contrastes de luces y sombras. Parte de ese material se halla en el Museu del Gas, en Sabadell, en un ejercicio de compromiso y reconocimiento por la salvaguarda y la comprensión de ese patrimonio. En contraste, cabe destacar el encargo realizado por los Laboratorios Esteve, recién ubicados en los años 1940 en el Guinardó, cerca del Institut Ravetllat-Pla, dedicado a la elaboración de productos antituberculosos, todo ello a dos pasos del Hospital de San Pablo, entonces en plena expansión. Un patrimonio desconocido para dicha empresa farmacéutica, que todavía no se ha interesado por la posibilidad de recuperar ese pasado (una realidad que contrasta con lo que han hecho en este asunto dos empresas del ramo: el museo de la multinacional Grifols y el archivo gráfico de Uriach). Los negativos conservados se hallan en el fondo familiar donado al Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya. Se trata de un conjunto que supera un simple catálogo empresarial: es una apuesta icónica por la modernidad a partir de la demostración de estar al día técnicamente, de la capacidad científica que confiere autoridad en la materia. En los restos del naufragio se muestran edificios, espacios de ciencia, expertos en acción, instrumentos y maquinarias de gran complejidad, ininteligibles, procesos de laboratorio y de fabricación. Y, finalmente, productos farmacéuticos, explicados y utilizados para comunicar ciencia, mediante el concurso de imágenes y textos que surgen de una puesta en escena muy elaborada, nada azarosa. Sobre todo ello ya hablamos en el texto Publicitat i Medicina (Barcelona, COMB, 2010).

La intervención de Laia Foix ha puesto de manifiesto la existencia de gran cantidad de fotografías realizadas a partir de los encargos de científicos. Es un material de difícil identificación y catalogación. Cabría hacer una investigación meticulosa en las publicaciones de los nombres de científicos y de médicos que la familia recuerda para comparar y fijar correspondencias. De nuevo, la invisibilidad del técnico se hace realidad. Como aquellos artistas que necesitaban dar a conocer sus obras a partir de la mirada experta, del técnico  y del artista, del fotógrafo Godes, los hombres de ciencia recurrieron a dichas habilidades para crear objetos científicos, instrumentos de comunicación cargados de conocimiento. Por una parte, García de Cid permite consolidar una red de contactos y encargos solicitados por Font i Quer, Margalef, Carl Faust o Santiago Alcobé. Se pone de manifiesto en los trabajos de Godes esa “nueva objetividad” gracias a su mirada macrofotográfica a la naturaleza. Por otra parte, la necesidad de explicar ciencia mediante la creación de conocimiento comunicable lleva a un buen número de médicos a recurrir a Godes. Es un momento de consolidación de ciertas especialidades: ¿por qué José Miguel Martínez, considerado uno de los padres de la anestesiología, encarga fotografías de determinados instrumentos y productos de la especialidad? ¿Con qué fin necesita el cirujano plástico J. Muntané mostrar las bondades del uso de un dermatomo? Vale la pena recordar los elementos comunes que esto tiene con el estudio sobre la iconografía ginecológica elaborada por M.A. Fargas en la Barcelona de 1910, según ha mostrado la investigación de Sara Fajula. Son también los años de Godes como realizador cinematográfico. Había ejecutado algún cortometraje de ficción y también cine documental científico, como el galardonado (1948) y por ahora desaparecido “La rata al servicio de la humanidad”, junto a García del Cid. La conferencia de Laia Foix lleva a plantearse preguntas: además de vecinos, ¿qué relación profesional tuvo Godes con Ramón de Baños, pionero del cine médico en Barcelona, autor de trabajos sobre la empresa científica de Barraquer, Cardenal, Ferran, Corachan? De igual manera, ¿por qué Pere Gabarró recurrió a la habilidad fotográfica de Godes para mostrar la magia de la cirugía plástica mediante la imagen animada? Todo ello adquiere profundidad en la relación profesional entre Godes y el urólogo Antoni Puigvert, tal y como apunta Laia Foix. Sin embargo, se trata de un fondo pendiente de una exploración sistemática y también de una apuesta institucional por la recuperación de ese patrimonio. De nuevo emerge la preocupación sobre el patrimonio científico. Estamos lejos de la sensibilidad y conciencia de lo que se hace en otros países. Y no pensamos sólo en términos de conservación y difusión, sino de concienciación profesional e institucional por parte de los generadores de conocimiento científicos y de comunicación y enseñanza de ciencia a partir del mismo tanto en las aulas como en los museos. Un material que tal vez debería ser objeto de interés frecuentado con la misma asiduidad que las fuentes textuales por parte de los historiadores de la ciencia.

De rimas, leyendas, juglares y pneuma en la history of science

Una de las primeraras llamadas al concurso de la cultura material de la ciencia en la historia de la ciencia. Aunque, tal vez ya entonces, de la teoría a la práctica había un trecho, que todavía sigue siendo insalvable para la mayoría de practicantes. Oh, el valor de las palabras!

IRRHACTM

Leemos con interés la sección A Second Look del último número de la revista Isis dedicada a revisar retrospectivamente el impacto del libro de Steven Shapin y Simon Schaffer, Leviathan and the Air-Pump: Hobbes, Boyle, and the Experimental Life (Princeton University Press, 1985, 1a ed.). Y constatamos que es tan insulsa como ir a la peluquería. El monográfico está plagado – con pocas excepciones – de complacencia, buenrollismo, corrección política (esa que siempre cae del mismo lado) y tercermundismo. Y ya que estamos en el mundo de la revista especializada en formato electrónico, es relevante observar que está incluso más consensuado sociopolíticamente que la entrada de Wikipedia correspondiente.

Una de esas excepciones es la contribución de John Heilbron, que por su condición antropológica no requiere de servicios frecuentes de peluquería y por lo tanto hace gala de agudez, independencia, e incluso humor jurásico.

Recordamos la conferencia que…

Ver la entrada original 69 palabras más

Anatomy’s photography, conferència de Michael Sappol

Cicle de col·loquis de la SCHCT (2016-17)

Objectes Perduts:
explicar i exposar ciència a museus i altres llocs públics

IMG_20170316_0001_NEW

“Anatomy’s photography: objectivity, showmanship and the reinvention of the anatomical image, 1860-1950”

a càrrec de Michael Sappol
(Swedish Collegium for Advanced Study, Uppsala, Sweden)

Dijous, 23 de març de 2017, a les 19.00 h

a l’Institut d’Estudis Catalans,
(carrer del Carme, 47, Barcelona)

 

La SCHCT ofereix una nova edició del cicle de col·loquis dedicats a reflexionar sobre el patrimoni científic, els significats de la materialitat i el potencial evocador i explicatius de la cultura material de la ciència. En aquesta edició fixem la mirada en la creació d’objectes científics i en els seus règims d’exhibició: qui i com els crea, quins usos tenen, com circulen i, aleshores, com es transformen i creen nous significats per part de nous públics.

El cicle planteja enguany tres presentacions centrades en el procés de comprensió del patrimoni i en la seva posada en escena: els models anatòmics revisitats des de la història de l’art, els estudis literaris, la història de les emocions i l’art contemporani; les exhibicions d’éssers humans en el context de les exposicions al món occidental del trànsit al segle XX; i la reinvenció de les representacions anatòmiques a partir dels nous usos fotogràfics.

La tercera sessió, a càrrec de Michael Sappol, planteja una recerca sobre un àmbit negligit en la història de la fotografia mèdica: la fotografia en l’anatomia. La fotografia va tenir una recepció i un impuls decisiu pels metges des de mitjan segle XIX. Van contribuir a la pretesa forja de la modernitat, de l’objectivitat científica, a partir de la creació d’objectes de ciència lliures d’intermediació humana. Però les coses sembla que foren prou diferents per part dels anatomistes, que no s’interessaren per la fotografia fins els anys 1900 i a més van intervenir de manera decisiva en la construcció dels seus objectes. No només van treballar la mise-en-scène, sinó també les mateixes fotografies. La conferència es planteja així el debat sobre la condició epistemològica, el poder retòric i les implicacions morals de les imatges fotogràfiques.

Michael Sappol Historiador a la History of Medicine Division de la National Library of Medicine, on forma part del projecte Medical Movies on the Web i, des de fa poc més d’un any, Fellow del Swedish Collegium for Advanced Study a Uppsala. Es va doctorar en Història a Colúmbia el 1997. El seu treball s’ha centrat en la història cultural del cos, la història de les representacions mèdiques i anatòmiques i del cos, la història de pràctiques mèdiques alternatives i populars i la història del cinema mèdic. Ha comissariat l’exposició Dream Anatomy (2003) sobre la història de la il·lustració anatòmica i l’exposició Visible Proofs (2006) sobre la història de la medicina forense i, amb Paul Theerman, Rewriting the Book of Nature; Charles Darwin and the rise of Evolutionary Theory (2009). Autor de nombroses publicacions, entre d’altres llibres: A Traffic of Dead Bodies, Anatomical Dissection and Embodied Social Identity in 19th-century America (2002); editor també de llibres, amb Stephen Rice, A cultural history of the human body in the age of Empire, 1800-1920 (2010) o més recentment de Hidden Treasure (2012). Acaba d’aparèixer el seu darrer llibre Body Modern: Fritz Kahn, Scientific Illustration and the Homuncular Subject (2017). Treballa ara en fotografia anatòmica i en anatomies “queer” en un projecte anomenat: “Queer anatomies: Perverse desire, medical illustration and the epistemology of the anatomical closet”.

Crèdits il·lustració-fotografia: Marinelli the Anatomical Puzzle (Boston, Forbes Co., 1886) National Library of Medicine.

Publicacions de Michael Sappol

 

De expiaciones y especulaciones. El estilete de la cultura contra el Raval.

Sobre los espacios de control en el Raval y las coincidencias de usos y olvidos entre el siglo XVI y el fin del siglo XX y principios del XXI. Hace ahora tres años de esta lúcida reflexión realizada por Miquel Fernández González, autor de un libro imprescindible, “Matar al Chino. Entre la revolución urbanísitica y el asedio urbano en el barrio del Raval de Barcelona” (Barcelona, Virus editorial, 2014).

Intensificant vides nervioses

prostitutas-Barcelona-protestan-CARMEN-SECANELLA_EDIIMA20130619_0793_14 Treballadores sexuals protestant devant i contra la Filmoteca Nacional i els seus efectes sobre la seva feina

Las ciudades que aspiran a ser globales deben, ante todo, distinguirse. Para ello se ha recurrido canónicamente a la cultura. Entendida ésta no en el sentido antropológico, es decir, aquello que hace la gente corriente en un día cualquiera: cómo se organiza el abastecimiento, cómo se enfrenta la contingencia o a qué dioses adoran. La cultura pensada como elemento para la distinción sugiere una conceptualización antagónica: por un lado, cultura para la jerarquía, para la división, para la dominación y por el otro, cultura como expresión colectiva, como manifestación de una comunión, frecuentemente de resistencia frente a procesos de homogeneización y burocratización típicamente modernos. Esta otra dimensión de la cultura se ha manifestado de forma vehemente en el Raval. Aquí se encuentran unas formas propias, y en gran medida autónomas, de procurarse la subsistencia…

Ver la entrada original 951 palabras más