Morbid Anatomy never ends

Hace unos posts, allá por principios de año, Alfons despedía al Morbid Anatomy Museum de Brooklyn NYC que cerraba sus puertas. El museo sigue cerrado pero su gente, sus creadores, sus visitantes siguen vivos y bien vivos (de museos cerrados pero vivos en este blog sabemos algo, pero no vamos a eso ahora). Hoy se han descolgado con una nueva entrada en su blog.

Con el pretexto de una reseña que Laetitia Barbier escribe sobre un libro que parece realmente interesante, Graven Images: The Art of Woodcut, de John Crabb, que aún no ha salido siquiera del horno (lo publicará la British Library), nos regalan unos grabados de monstruos(os) renacentistas y barrocos. Que en los siglos XVI y XVII no todo eran iglesias, santos, y estatuas canónicas. Aunque peleas religiosas las había hasta decir basta (no os perdáis la anabaptista degollando un niño ante el spavento del presbiteriano) …

Friendly Demons Frolic in a Satanic Farandole: Book Review of “Graven Images: The Art of Woodcut,” by Jon Crabb for British Library Publishing

Posted: 23 Jun 2017 06:20 AM PDT

– A donkey with binoculars reads the Bible to a crowd of tamed animals.
– Two bishops casually converse as hundreds of rats climb over them, some emerging from their sleeves.
– A coy sphinx pounces, bare breast first.
– Friendly demons frolic in a satanic farandole.
– A rat studies alchemical grimoires in the quiet study of a library.
– Drunk lions fist fight at the table of a tavern.

Although this aberrant enumeration could pass for, as the song goes, “a few of my favorite things,” these visions are a few colorful examples drawn from Jon Crabb’s incredible new book Graven Images: The Art of Woodcut, to be launched August 1by British Library Publishing.

Hundreds of woodcuts, which pages after pages let us time travel through the 16th and 17th century, when the printing process democratized, allowing knowledge, folklore and superstitions to circulate in every hands. These exquisite woodcuts exist in a grey area where dreams and nightmare mingle, a place in which humour, fear and mysticism seems to coexist without paradox. It’s been a while I’ve not be stunned by so much fantasy, so much depravity. The book seems to be a series of flyers inviting you to “Party like its 1666”. My only wish might be to have every single images of this book tattooed on my body, so if luck turned sour and I loose all by belonging, the tremendous joy I had to meet these creatures will be with me for the rest of my life.

Friquis i ciència: el Museu Roca de Barcelona

El passat divendres, 31 de març de 2017, en la secció de ciència de ‘La tarda de Barcelona’, de betevé 91.0 fm, l’Òscar Montero ens parla de les barraques de fira, que també van ser un escenari comú al Paral·lel de la Barcelona més boja. Les paradetes de menjar dolç es mesclaven amb tarotistes, ocultistes, dones barbudes, forçuts o bous hermafrodites. Enmig de tot, s’hi alçava la barraca Museu de Francesc Roca, un museu de rareses dedicat a entretenir i divulgar aspectes poc coneguts de l’anatomia humana. En parlem amb Alfons Zarzoso, historiador de la ciència i director del Museu d’Història de la Medicina de Catalunya.

Entrevista a ràdio betevé

museu-roca-1024x576

Fin del “Morbid Anatomy Museum”?

En la víspera de la Navidad del pasado 2016, los colegas del Morbid Anatomy Museum anunciaban una noticia trágica: el cese de toda actividad de dicha institución. La razón, tan simple como lamentable: se acabó el dinero, no hay liquidez para pagar el alquiler. Y, por tanto, no se pueden financiar las actividades ordinarias, múltiples, con las que este proyecto se ha comprometido desde sus inicios. Es una tristísima noticia. Aún más cuando esta situación terminal afecta a un espacio de cultura, de gran singularidad. Tan sólo queda ahora un último y complicado salvavidas que, como todo el proyecto desde sus orígenes, se fundamenta en el apoyo económico privado, individual, a través de esta plataforma de microfunding.

Morbid Anatomy Museum muere sin cumplir los tres años de existencia. El proyecto arrancó en 2014, en el barrio Gowanus de Brooklyn, en el 424 de la 3ª Avenida de Nueva York, gracias a la naturaleza incombustible de Joanna Ebenstein y contó con el apoyo financiero de Tracey Hurley Martin, así como con una nómina de donantes privados (entre los que se halla el que subscribe). Fue un esfuerzo insuficiente para una institución peculiar, dedicada a “explorar las intersecciones de la muerte, la belleza y de todo aquello relacionado que caía por las grietas de la cultura”. La fascinación de la fotógrafa y diseñadora Ebenstein por las respuestas ante la muerte y por la cultura material desplegada –máscaras y parafernalia mortuoria, modelos anatómicos, taxidermia, libros y efímera- se topó con la afición y la empresa funeraria de las gemelas Tracey y Tonya Martin. El trabajo de Joanna Ebenstein en este mundo había arrancado previamente y ha obtenido unos resultados impresionantes en la última década en forma de blogs, exposiciones, publicaciones y un museo. No es posible glosar aquí una trayectoria tan fructífera. Recientemente nos hicimos eco de su último libro “The Anatomical Venus” en nuestro blog de Anatomías Urbanas, de factura tan bella y contenido tan singular como su libro “The Morbid Anatomy Anthology”.  Esta capacidad de trabajo se ha puesto de manifiesto, durante los poco más de dos años de existencia del museo, en una ingente cantidad de actividades, en una política activa de rescate y difusión del patrimonio, en la creencia y verdadera ejecución de la transdisciplinariedad, en el apoyo real y financiero al trabajo complementario de artistas y académicos. La agenda del blog Morbid Anatomy da fe de los resultados conseguidos. La prensa se ha hecho eco de todo ese trabajo de manera notable, pero no ha bastado. Resulta paradójico congratularse ante tamaño esfuerzo, felicitar y animar a Joanna y sus colegas, y asistir al cierre de la parada como recompensa final.

En Barcelona somos unos cuantos los que guardamos un grato recuerdo y seguimos colaborando y apoyando a Joanna Ebenstein. Es un grano de arena más, con la ilusión de construir y comprender otras miradas desde una idea activa de la historia.mam-nyc-2016

Venus anatómicas: el interés que no cesa

Como añadido didascálico a nuestra ilustración de cabecera, puede verse la continuidad de las aportaciones realizadas por Johanna Ebenstein, principal responsable del Morbid Anatomy Museum 

Venus anat Rudolf Pohl 1930s Munich.jpg

y que culminarán de forma inminente en la publicación del libro  The Anatomical Venus cuya portada reproducimos:

Anatomical Venus (2016).jpg

Y, por supuesto, toda la galería de https://www.tumblr.com/search/anatomical-venus