Arte y Ciencia en París (2): Las Galerías de Paleontología y Anatomía Comparada del Muséum National d’Histoire Naturelle.

Tras visitar varias colecciones anatómicas en su viaje a París en 1854, el anatomista español Dr. Velasco escribió con gran entusiasmo:

“Echaba el sello á todo esto el Jardín de Plantas de Paris con su Menagerie y sus museos de anatomía comparada y de historia natural viva y muerta, con su para siempre célebre galería de mineralogía y sus sin par lecciones del inmortal Flourens.”[1]

Conocemos las colecciones de anatomía comparada que vio Velasco gracias a las maravillosas ilustraciones de un libro sobre el Muséum d’Histoire Naturelle publicado el mismo año en que tuvo lugar la visita del doctor.[2] En efecto, Muséum d’Histoire Naturelle es la denominación del conjunto de edificios – y de las galerías que éstos contienen – dispuestos alrededor del Jardin des Plantes.

antiguo museo anatomia comparada 1 mid size

antiguo museo anatomia comparada 2 (2) CROPPED AND RESIZED

Aprovechando mi visita a la colección Dupuytren, decidí seguir los pasos del Dr. Velasco y me dirigí al Museúm (ubicado a apenas 5 minutos de distancia).

Aquí podemos ver los edificios que habría visto Velasco.EDIFICIO PRINCIPAL

EDIFICIO MINEROLOGIA

Hoy los objetos de anatomía comparada se exhiben en un espectacular edificio de estilo art nouveau diseñado por el arquitecto Ferdinand Dutert (1845-1906).

EDIFICIO ANATOMIA ETC

Tan importante fue también la decoración escultórica y pictórica del edificio que en el acto de inauguración en 1898, el director del museo, Alphonse Milne-Edwards, declaró:

“El Arte ha prestado su apoyo a la Ciencia, y la Ciencia se lo agradece.”[3]

El edificio fue concebido para albergar tres colecciones dispuestas cada una de ellas en una  “galería”: la creciente colección de anatomía comparada, la nueva colección de paleontología, y las piezas de antropología (que fueron trasladadas a otro edificio en los años 1930). Ubicado a la entrada al jardín, el edificio fue pensado para recibir a los visitantes de todo el conjunto, de ahí la inscripción “Muséum d’Histoire Naturelle” en la fachada.

La escultura en las Galerías de Paleontología y Anatomía Comparada

Hoy voy a centrarme en algunos de los encargos escultóricos que surgieron en relación a estas galerías.

En la fachada del edificio podemos ver el alto-relieve que el escultor André Allar (1845-1926) realizó para el tímpano, a invitación de su amigo Dutert.[4]

ALLAR RELIEVE mid size

Se ha escrito poco sobre la temática de este tímpano, que me parece debe de tener un significado doble. Por un lado, fuentes periodísticas de la época indican que se trata de una representación alegórica de la Historia Natural con alusiones a los tres reinos de la naturaleza: animal, vegetal y mineral. Por el otro lado, la figura femenina central alude claramente a las tres colecciones agrupadas dentro del edificio. La mujer representaría la antropología; el ammonites que sujeta en la mano derecha, la paleontología; y el cráneo de morsa sobre el que apoya el codo, la anatomía comparada.[5]

Había varios ejemplares de ammonites y de esqueletos de morsa en la interior del edificio:

AMONITES MUSEO

Un detalle curioso es que cuando el escultor creó versiones reducidas de la figura central para venderlas en el mercado debió de pensar que el cráneo de morsa no tendría mucho tirón en una casa burguesa y decidió sustituirlo por un libro.

ALLAR LA SCIENCE BRONZE INTERNET

Hubo también encargos a escultores especializados en temática científico-natural.  Emmanuel Frémiet (1824-1910), escultor animalista y profesor de iconografía natural del Jardin des Plantes, realizó una escultura en mármol titulada Orangután y salvaje de Borneo (1885) para el vestíbulo de la galería.[6]

FREMIET ORANGUTAN

El escultor acudió a la representación del otro, un “primitivo,” para representar la lucha milenaria entre el hombre y el animal. Al mismo tiempo, invitaba los visitantes a comparar la anatomía y el comportamiento de los orangutanes y los humanos a un nivel emocional antes de entrar en la sala de anatomía comparada, donde podrían ver el esqueleto humano expuesto en la vitrina de los simios.

HUMANOS Y SIMIOS

 

El detalle del pequeño caracol sirve para resaltar, a través de la comparación, los numerosos parecidos entre el representación del hombre y de los orangutanes.

DETALLE CARACOL

Unos años más tarde se colocó delante del edificio un monumento en bronce que conmemoraba a Frémiet como escultor animalista-naturalista. Realizado por el escultor Henri Greber en torno a 1913, la obra representa a Frémiet esculpiendo otra de sus piezas animalistas del Jardin des Plantes. A sus pies el escultor tiene un enorme cráneo animal.

MONUMENTO A FREMIET

En la base del monumento hay además una representación a escala reducida del segundo encargo que hizo Frémiet para el edificio: un relieve para uno de los muros exteriores que representa un hombre que acaba de ganar su lucha contra unos osos.

RELIEVE MONUMENTO A FREMIET

Un tercer escultor exitoso, Louis-Ernest Barrias (1841-1905), realizó otro de los grandes relieves del exterior del edificio: Los nubios o La caza del caimán, una escena de lucha entre el hombre y el animal con evidente intención etnográfica. Pocos años después Barrias realizaría la famosa escultura La Naturaleza desvelandose ante la Ciencia (1899).

LUCHA DE CAIMANES

En el exterior del edificio se colocó una estatua en bronce del doctor Paul Richer, médico anatomista y escultor anatómico: El Primer Artista, de 1890.

ESCULTURA RICHER

Aquí el escultor enfrenta la relación humano-animal desde la perspectiva de la fascinación y la curiosidad del hombre hacía el mundo natural – en este caso, un elefante. La obra representa, ante todo, el momento simbólico en el que el hombre primitivo se diferenció de los animales, poniendo de relieve una característica exclusivamente humana: la creatividad artística.

Volviendo a la decoración del edificio en sí, podemos observar que está decorado con animales y plantas esculpidas por todas partes. Los iris en hierro forjado que adornan los balcones y balustradas, obra de M. C. Bonin, causaron por mérito propio una gran admiración durante la inauguración del edificio.

IRIS BALCONES

detalle vegetacion

La escultura dentro de la Galería de Anatomía Comparada

Dejando el Orangután de Fremiet a la derecha del vestíbulo entramos directamente a la Galería de Anatomía Comparada, y nos encontramos cara a cara con el Écorché de Jean-Pancrace Chastel (1758).

ECORCHÉ Y TODA LA SALA

La cartela explica que la pieza nace del vaciado de un cadáver (con algunos retoques) y que fue originalmente una escultura didáctica creada para la formación de artistas en la escuela de Bellas Artes de Aix-en-Provence. Su extraordinaria puesta en escena dentro de la galería de anatomía comparada nos hace reflexionar sobre hasta qué punto la colocación de las piezas dentro del museo construye su significado.

El hombre de Chastel lidera una especie de marcha triunfal de animales esqueléticos. El mensaje es el predominio del hombre, sea porque éste es el culmen de la evolución, o porque es la obra maestra de Dios. Martín Kemp describe la escena como “una  verdadera arca de Noé.”[7]

Dispuestos entre los esqueletos de los animales hay también algunos vaciados del natural fundidos en bronce. Un ejemplo es esta ballena, vaciada por el escultor animalista Henri-Michel Jondet.

BALLENA VACIADA.JPG

Modelos en yeso pintado conviven con huesos dentro de las vitrinas que cubren las paredes interiores de la sala. Un tal “Brunol” o “Brunot” parece ser el autor de la mayoría de éstos, que probablemente daten de la segunda mitad del S. XIX. A menudo se coloca el modelo junto al esqueleto para propiciar la comparación de la miología y la osteología del mismo animal.

OVEJAS

También, y para terminar, hay algunos modelos en yeso en la pequeña colección de teratología humana – lo que en la época de Velasco se llamaría “monstruosidades.”

TERATOLOGIA.JPG

[1] Pedro González de Velasco, Reseña Histórica (Madrid: Manuel de Rojas, 1864), p.25. Marie Jean Pierre Flourens (1794-1867) fue catedrático de anatomía comparada del Jardin des Plantes/ Muséum d’Histoire Naturelle.[1] Kemp, p.87.

[2] Paul-Antoine Cap, ed. Le Muséum d’Histoire Naturelle (Paris: L. Curmer, 1854).

[3] Citado en Anick Abourachid, Sylvain Charbonnier y Gaël Clément. Galerie de Paleontologie et d’Anatomie Comparée (Paris: Muséum National d’Histoire Naturelle, 2018), p.18.

[4] Laurent Noet, Vie et Œuvre du Sculpteur André Allar: 1845-1926 (Paris: Mare & Martin, 2008), pp. 32-33; pp.173-174.

[5] Agradezco a nuestra compañera Begonya Torres su ayuda para identificar el cráneo.

[6] Sobre esta obra, véase Martin Kemp, “Frémiet’s frenzy,” Visualizations: The Nature Book of Art and Science. (Oxford: Oxford University Press, 2000), pp.86-87.

[7] Kemp, p.87.

Arte y Ciencia en París (1): coloquio “Regard(s) sur les collections anatomiques et medicales.”

Hace unas semanas tuve la suerte de asistir al coloquio “Regard(s) sur les collections anatomiques et medicales,” organizado por los doctorandos Alice Aigrain y Maxime Georges Métraux de la Sorbona.

Poster regards sur les collections

El coloquio centró la mirada en las colecciones anatómicas y médicas en Francia, un país que curiosamente apenas tuvo representación en los dos congresos internacionales de ceroplástica organizados en Londres y Madrid en 2017. Un punto fuerte de la propuesta parisina fue el hecho de no aislar los objetos “artificiales” de los “naturales” dentro de las colecciones presentadas, de manera que se analizaron instrumentos médicos y preparaciones anatómicas, además de grabados, modelos en cera, fotografías, dibujos y pinturas. El enfoque interdisciplinar se reveló también en la inclusión de una fascinante conferencia del médico antropólogo Alain Froment sobre la cultura material de la frenología y sobre cómo exhibirla en la actualidad. Las dificultades de la conservación y musealización del patrimonio médico fueron analizadas desde otra perspectiva por Hélen Servant y Camille Perez del departamento de patrimonio cultural de la AP-HP (Assistance Publique-Hôpitaux de Paris).

programme b

Todas las intervenciones fueron muy interesantes. La conferencia de Maxime Métraux sobre el rico imaginario del Musée Dupuytren – un museo de anatomía patológica fundado en 1835 – fue un descubrimiento para mí, pues fuera de Francia el ejemplo que se cita como paradigmático de museo de cera o museo de los horrores es siempre Madame Tussaud.

El segundo día la conservadora-restauradora Eloïse Quétal nos ofreció una visita guiada a esta extraordinaria colección, conservada en los sótanos de la Sorbona desde el cierre del museo en 2016, y actualmente en proceso de catalogación y estudio exhaustivo. La colección es muy variada e incluye representaciones visuales de patologías en todo tipo de materiales y soportes (dibujo, acuarela, cera, etc.), además de instrumental médico, esqueletos y huesos, modelos en cera y yeso, y libros raros e historiales médicos del siglo XIX. Dentro de la sección de modelos artificiales, la presencia de un vaciado en cera de Enrique Zofío, del que hay otro ejemplar en el Museo Olavide de Madrid,[1] es testimonio de la importancia de las redes internacionales de intercambio y compra de material médico-didáctico durante todo el siglo XIX.

El Musée Dupuytren fue muy importante en su día por su novedad y por el tamaño de su colección. Así es como el Dr. Velasco, célebre anatomista español, recordó la visita que hizo al museo en 1854:

“empecé á visitar el museo del gran Dupuitren, en el cual pasé cuarenta y cinco días examinando uno por uno los 70 armarios que entonces formaban el primer museo de anatomía patológica que yo conozco en Europa y posee la Francia.”[2]

__________________

[1] Agradezco a Amaya Maruri esta información.

[2] Pedro González de Velasco, Reseña Histórica, 1868, pp. 24-25.

The Anatomical Museum: Just for men?

Anatomical Museum, University of Edinburgh

male and female students, c.1940s Male and female medical students studying in the Anatomical Museum, c.1940s

Using the Anatomical Museum as a focus, our volunteer Eleanor Affleck looks at the representation of the female within anatomy collections:

”I started volunteering with the Anatomical Museum at the beginning of 2017, where I spent some time looking through the museum’s collections in order to find out more about the representation of women in anatomy. One of the first things I remember being told is that there are not a lot of explicitly gendered models in anatomical teaching – a knee is a knee is a knee, whether it’s a ‘boy knee’ or a ‘girl knee’ or a ‘transfeminine knee’. So, given the well-established non-binary status of many of the objects contained within the museum (excluding the reproductive system), why does it still feel like there is an overwhelmingly male presence in anatomy museums and exhibitions?

Sophia_Jex-Blake (aged 25) Aged_25[1]Sophia Jex-Blake…

Ver la entrada original 718 palabras más

Espacios públicos del saber a debate en la U. Carlos III de Madrid

Congreso internacional Espacios públicos del saber en la encrucijada del siglo XIX al XX

Los estudios sobre la interpretación histórica del siglo XIX han venido privilegiando tradicionalmente los aspectos políticos tanto en lo que concierne a España –con las propias contradicciones de un siglo marcado por el enfrentamiento político-, como el referido a los países europeos de nuestro entorno –en los que las transformaciones sociales y económicas han sido un claro referente-. Desde las últimas décadas se fueron incorporando, sin embargo, nuevas perspectivas de análisis, en las que se ha ido reconociendo la relevancia que los aspectos relacionados con el conocimiento –en el sentido más amplio del término- y las propias dinámicas culturales y artísticas han tenido en la configuración de su desarrollo histórico. Es en este marco donde se inscribe el Congreso Internacional “Espacios públicos del saber en la encrucijada del siglo XIX al XX”, dentro del proyecto HAR2014-57245-P,  financiado por la Dirección General de Investigación Científica y Técnica, del Ministerio de Economía…

Ver la entrada original 188 palabras más

¿Qué comparten Ophelia y el Natural History Museum?

Recuperar el diálogo -si alguna vez se perdió- entre Arte y Ciencia es la temática del último workshop llevado a cabo por nuestro grupo de investigación. A continuación, otra muestra de que estas dos disciplinas nunca estuvieron tan distantes como pueda parecer.


John Holmes
 es profesor de literatura y cultura victorianas en la University of Birmingham. Su último libro trata sobre los Prerrafaelitas y la ciencia. Y de eso nos habla también en este comentario publicado en Nature, escrito a raíz de la exposición de la obra de Burne-Jones inaugurada ayer, 24 de octubre, en la Tate Britain de Londres.

JHolmes

En la reseña, Holmes hace un breve repaso a las relaciones entre los Prerrafaelitas y la ciencia del momento, entre las que podemos destacar -además de los artistas- personalidades como Owen, fundador del Natural History Museum de Londres. También nos contextualiza el origen de la obra escultórica de dicho museo así como la de su homónimo en Oxford: única colección de escultura pública victoriana dedicada a la ciencia.

Indaga en esta simbiosis de arte y ciencia que tiene sus pequeños guiños incluso en el darwinismo y , por supuesto, también nos habla del método adoptado por este movimiento artístico, altamente influenciado por los avances científicos y técnicos del XIX: se regían por una gran meticulosidad, capacidad de observación y empirismo al realizar sus obras.

Museums in transition. Barcelona, Palau Macaya, 25 octubre 2018, 17:30 h

La próxima semana, entre el 23 y el 26 de octubre la IMF-CSIC ‘celebra’ sus 50 años de historia con una macro-congreso titulado

Humanities in Transition / Humanidades en Transición / Humanitats en Transició

Dentro de las actividades del congreso, el Jueves 25 de octubre de 17:30 a 19:00 se celebrará un taller  titulado “Museums in Transition” con la idea de crear un pequeño escenario de debate de propuestas innovadoras sobre museos y patrimonio en el espacio urbano.

Partimos de la idea de que el museo como institución y como espacio se halla en transición desde los modelos clásicos a un modelo nuevo, todavía por concretar, pero que pasa por asumir la metáfora de “derribar los muros” que han separado al museo de los siglos XIX y XX del entorno urbano en el que se han ubicado.

La idea es que el museo del siglo XXI debe ser un espacio público de debate: no es un espacio que preserva un conocimiento cerrado, validado por expertos y comunicado desde arriba al público; al contrario, debería ser un espacio público abierto al debate, a la co-producción de sentido para los objetos preservados allí o para las materialidades recuperadas para la discusión ciudadana.

Solo así se contribuye al fomento de una ciudadanía participativa en la que el conocimiento no se recibe pasivamente, sino que se co-produce de acuerdo con los intereses plurales de la sociedad urbana contemporánea.

El trabajo de discusión en el taller será articulado en torno a cuestiones relacionadas con el debate actual sobre el papel de las humanidades en esos espacios:

–       cómo seguir difuminando la frontera entre humanidades y ciencia, entre ciencias y humanidades

–       cómo utilizar los museos y los espacios urbanos musealizados / musealizables en tanto herramientas de co-producción de conocimiento

–       cómo conseguir que públicos plurales y epistemológicamente activos se sientan atraídos por propuestas generadas desde estos ámbitos

 

Os esperamos

Jueves 25 de octubre de 17:30 a 19:00

Aula 6 Palau Macaya

Passeig de St Joan, 108. Barcelona

(Metro Verdaguer)

 

 

Programme EAMHMS Barcelona Conference 19-22 September, 2018

a través de Programme

EAMHMS Congress

Beyond the museum walls’

Medical Collections and Medical Museums in the 21st Century

Barcelona, September 19th-22nd  2018

(you can get a pdf version by clicking in the next link: EAMHMS Congress Barcelona 2018 Programme)

EAMHMS CONGRESS PROGRAM

 

Wednesday 19th  September 2018
IMF-CSIC
16.00-19.00
Council Meeting, Board Members only
Thursday 20th  September 2018
IEC-SCHCT
9.00-10.30
Registration opens & Welcome reception
Tea & Coffee available
10.30-12.30
Tours of Medicine in the old city. Miquel Carandell – Històries de Ciència (Guided Session)
Lunch Break. Not provided
14.00
Conference Welcome & Opening Remarks
Joandomènec Ros, President IEC
Jaume Padrós, President COMB-MHMC
Thomas Schnalke, President EAMHMS
Alfons Zarzoso, host and organiser EAMHMS Congress
Session 1. SYNERGIES (14.30-16.00)
14.30
Sophie Goggins. Use, and Misuse, of Patients on Display
15.00
Paula A. Summerly, Steve Fisher, Dennis Nance. Teachers of Anatomy and Visual Pathology: Two strategies on how to liberate “doubly dead” specimen collections.
15.30
Mieneke te Hennepe. Doing ethics in a museum context: the new medical presentation in Rijksmuseum Boerhaave
16.00
Coffee Break provided
Session 2. AMERICAN EXPERIENCES (16.30-18.30) 20’ each
16.30
Josep Simon Castel. Unite and Conquer: Working towards a Colombian Network of Health Heritage
16.50
Nuria Galland. A new project for the Palacio de la Escuela de Medicina in Mexico DF.
17.10
Pedro Paulo Soares. New uses for scientific and health heritage: a sample of smallpox vaccine as an object of interdisciplinary study
17.30
James Edmonson. How Medicine Became Modern: Beyond the Walls
17.50
María Gabriela Mayoni. Material culture of science teaching in 19th century Argentina.  The acquisitions of models and instruments for human anatomy study.
19.00
RAMC
Reception at the Royal Academy of Medicine in Catalonia
(building in front of the Institut d’Estudis Catalans)
The Old Anatomical Theatre. Miquel Carandell – Històries de Ciència (Guided Session)
20.00
Conference dinner provided (at the restaurant of Hotel Silken. 13 Pintor Fortuny Street, 08001 Barcelona)
Friday 21st  September 2018
IEC-SCHCT
Session 3. SHORT PRESENTATIONS (9.00-11.00) 10’ each
9.00
Maria Carla Garbarino, Valentina Cani, Francesca Cattaneo, Lidia Falomo, Alberto Ferrari, Paolo Mazzarello. A New life for a Museum. The Pavia University History Museum beyond its own collection
9.10
Susanna Hakkarainen, Henna Sinisalo. Dealing with collections hazardous to health.
9.20
Martina Peters, Dominika Flomyn. Josephinum and the collections of medical history. New Perspectives.
9.30
Chiara Bombardieri, Chiara Pelliciari. Psychiatry without walls: public engagement in the Museum of the history of psychiatry in Reggio Emilia (Italy).
9.40
Discussion
10.00
Silvia Alemany, Genina Calafell. School children activities: a permanent work in progress due to the constant participation of teachers.
10.10
Madeleine Morton. Years behind, a day ahead: A catch-up chronology of New Zealand’s medical collections.
10.20
Alessandro Aruta, Maria Conforti e Carla Serarcangeli. Curing and displaying tuberculosis in Rome: the Ospedale Forlanini and the Museo Morelli.
10.30
Kaija-Liisa Koovit. The value of case reports in studying the cultural history of medicine.
10.40
Discussion
11.00
Coffee Break provided
Session 4. DIGITAL PROJECTS (11.30-13.00) 15’ each
11.30
Darren N Wagner. Getting a Feel for Touch Tables: A Pilot Project at the Osler Library of the History of Medicine
11.45
John Le Grand. Into the great wide open! The Anatomical Museum of Groningen: transposition and transformation
12.00
Mikel Asensio, Lluís Noguera, Elena Pol. Engaging Audiences Efficiency: the exhibit ‘Talking Brains’
12.15
Derek Williamson. The use of the Museum of Human Disease’s Digitised Collection: teaching, public health and engagement
13.00
Lunch buffet provided
15.15
RMSP
Session 5. ART & MEDICINE PROJECTS (15.30-17.00) 15’ each
15.30
Natasha McEnroe. ‘All the world is made of faith, and trust, and pixie dust’: Interpreting healing at the Science Museum, London
15.45
Rolf Ter Sluis. Observing, sensing and explaining: using art for skills training
16.00
Clare Barlow. Challenging Objects? Wellcome Collection’s redevelopment of ‘Medicine Now’
16.15
Eva Åhrén. Recovering a forgotten collection: Dermatological moulages and anatomical models in Stockholm
17.00
The RMSP Art Nouveau Hospital. Miquel Carandell – Històries de Ciència (Guided Session)

 

18.15
Coffee Break provided
18.45
Ordinary General Assembly
19.15-20.15
Extraordinary General Assembly
Dinner not provided
Saturday 22nd  September 2018
RES.INV-CSIC
Session 6. EMOTIONS (9.00-10.00) 15’ each
9.00
Judit Worley. Fear vs. amusement: Engaging young public to medical history and medical museums
9.15
Luis Conde-Salazar, Amaya Maruri, David Aranda. Approaching emotion: Olavide´s wax moulages as an element of transformation
9.30
Ilze Sirmā, Ieva Lībiete. Blindspots: unexpected emotions caused by amputees in a medical museum
9.45
Key Note Lecture (10.00)
Marta Lourenço
Beyond the Museum Walls: Cultures of Curators, Historians and Practitioners of Science
11.00
Coffee Break provided
Session 7. NEW PROJECTS (11.30-13.30)
11.30
Manon Parry. Human Curiosities Research Project: Mid-Way Results.
12.00
Caroline Ducourau. The anatomical collections of the Faculty of Medicine of Montpellier: museographic prospects.
12.30
Ock-Joo Kim, Eun Kyung Choi. Museums of Medical History in Korea: Encountering with the West and the East.
13.00
Jacky Healy. Engagement: medical history museums communicating the past, present and future.
13.45
Closing remarks
End of the conference

 

 All info on the sites of the Congress at:
https://eamhms2018barcelona.wordpress.com/useful-info/
IMF-CSIC: Institució Milà i Fontanals (CSIC), 15, Carrer de les Egipcíaques. Room 1.
IEC-SCHCT: Institut d’Estudis Catalans. 47, Carrer del Carme.
RAMC: Reial Acadèmia de Medicina de Catalunya. 47, Carrer del Carme.
RMSP: Sant Pau Art Nouveau Hospital Site (Recinte Modernista de Sant Pau) 167, Carrer de Sant Antoni Maria Claret. Francesc Cambó Room.
RES.INV-CSIC: Residència d’Investigadors. 64, Carrer de l’Hospital. Main Room.

Más que un museo de dientes: el Museo Nacional de Odontología de la Universidad de Chile

Desde sus orígenes realmente novelescos (El crimen de la legación alemana) a principios del siglo pasado, la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile ha acumulado un riquísimo patrimonio documental y material, que ha sabido conservar y valorar de un modo verdaderamente excepcional. A lo largo de más de un siglo de historia la institución ha sabido trascender el estrecho perfil de una escuela de especialidad. Gracias a un grupo de académicos y estudiantes, en torno a Cesar Leyton y la cobertura institucional del Museo Nacional de Odontología de la Universidad de Chile, se ha erigido en un ejemplo elocuente de cómo unir rescate y gestión del patrimonio científico, empeño formativo y educativo, acción cívica y compromiso social.

Estudios diplomados de extensión universitaria

21105890_799862570194106_1017123902475664184_n

Participación en jornadas de divulgación del patrimonio cultural universitario:

18670898_749555858558111_4355440857023519321_n

Publicaciones académicas de alto nivel

ImageServlet

Y una continua atención a la cultura material de la salud y a los objetos que la preservan y la explican, mediante la crítica y la mirada histórica imprescindible para su comprensión.

Origen, desarrollo y sentido de la Odontología en Chile

El planteamiento, el desarrollo y las actividades del MNO se convierten así en una  auténtica guía para el activismo en el campo de la historia de las ciencias de la salud.

 

 

 

Thackray Medical Museum, Leeds. Educar a través de las emociones

Mi trabajo de investigación me ha hecho centrarme en los museos anatómicos universitarios del siglo XIX: museos herederos de la Ilustración, y destinados a la formación de estudiantes de medicina. Una visita reciente al Thackray Medical Museum (Leeds, Reino Unido) ha servido para recordarme que existen otros modelos de museo medico-didáctico, con colecciones y museografías muy distintas, otros orígenes, y otros públicos en mente. Hoy comparto algunas imágenes de los espacios de este museo, y comento su enfoque didáctico en relación a los museos anatómicos universitarios.

resized

Thackray Medical Museum, Leeds

Museo, hospital, universidad, workhouse y cementerio

El Thackray Medical Museum nace del encuentro de una serie de espacios institucionales. Inaugurado en 1861, el edificio fue originalmente un workhouseun asilo para pobres donde las personas sin recursos eran obligadas a trabajar a cambio de alojamiento, comida y atención sanitaria. Las duras condiciones de los workhouse fueron descritas memorablemente por Charles Dickens en Oliver Twist (1837-39). En aquel momento, Leeds era una ciudad industrial con una población urbana en rápido crecimiento y condiciones insalubres. No fue casualidad que el workhouse fuera construido justo enfrente de un cementerio de las afueras de la ciudad, pues así se simplificaba el traslado de los muertos. Las personas fallecidas en el workhouse fueron enterradas en tumbas anónimas en el Beckett Street Cemetery.

resized 2

Beckett Street Cemetery, Leeds

El workhouse fue trasformado en hospital militar durante la Primera Guerra Mundial, y tras el fin del conflicto se convirtió en el Hospital Público de Saint James. Ampliado en los años sesenta del siglo XX, en 1970 se convirtió en hospital universitario al afiliarse a la Facultad de Medicina de la Universidad de Leeds.

En los años noventa el hospital dejó de utilizar el antiguo workhouse. El edificio decimonónico pasó entonces a albergar una colección que – a diferencia de la de muchos museos médicos europeos – no tiene relación directa con la universidad o el hospital, y tampoco con el workhouse. Se trata de la colección de objetos médicos heredados o adquiridos por Paul Thackray, descendiente de una familia de destacados farmacéuticos de Leeds, a finales del siglo XX.

Educación, emociones, experiencia

Los museos médicos universitarios del siglo XIX clasificaban, racionalizaban, y ordenaban el cuerpo humano y la enfermedad con fines didácticos. La selección de los objetos, así como la museografía, estaba pensada para recibir la mirada  “científica”, supuestamente objetiva, del médico o del estudiante de medicina. Era ésta, generalmente, una educación visual basada en suprimir las emociones, y asociada a la masculinidad. Ni siquiera las llamadas “Venus anatómicas” ­ ­– esculturas en cera que invitaban miradas tan sensuales como “científicas” hacía el cuerpo femenino – buscaban despertar una relación de empatía entre el observador y el cuerpo observado. La palabra “mirada” es clave aquí, pues los objetos expuestos estaban separados de los espectadores por el cristal de las vitrinas y las urnas.

madrid pic

Museo (o gabinete) anatómico del Real Colegio de Cirugía de Madrid, que pasó a la Universidad Central de Madrid. (imágen de la Ilustración de Madrid, 21 de julio de 1849)

Los objetos del Thackray Museum no tienen la “carga histórica” de las colecciones museísticas universitarias decimonónicas, y es probable que este hecho haya facilitado que se hayan puesto al servicio una visión museológica totalmente distinta.

La primera impresión no es de un Siglo XIX ordenado y racional, sino caótico y peligroso. El recorrido empieza metiendo a los visitantes, (casi) literalmente, en la miseria de los barrios bajos de Leeds. Las primeras salas consisten en una recreación a escala, con sonidos y olores “auténticos”, de una calle sucia, oscura, ruidosa e insalubre de 1842.

resize 3Pasamos por la barraca del matadero, por la letrina pública (donde resulta difícil detenerse a causa del olor), y por la casa de una niña moribunda, cuya respiración prácticamente extenuada escuchamos.

resize 4Cartelitos colocados por el camino van fijando la atención de los visitantes en detalles relevantes para la salud humana, como la fuente pública con agua contaminada con la bacteria del cólera, o los fever dens donde se separaba a las personas con enfermedades contagiosas.

resize 5Es una museografía que tiene el enfoque etnográfico y la vocación social de la llamada “nueva museología” de la segunda mitad del siglo XX.  Su objetivo aquí es buscar la empatía del público de hoy hacia los personajes (ficticios pero presentes y palpables) del pasado, y captar la atención de los visitantes mediante su inmersión en la realidad de estos personajes.

resize 6

Los paneles explicativos invitan a los visitantes a escoger una tarjeta biográfica sobre uno de los personajes y de seguir su historia a través de las distintas salas. Yo elegí a “Mrs Ingham,” de 73 años, dueña de una casa de huéspedes.

resize 7 (2)      Mrs Ingham part 2 (2) resized

De este modo, a diferencia que en los museos médicos universitarios, se pretende educar a un público amplio a través de las emociones, utilizando todos los sentidos. “Humanizar” la medicina; centrándose en la vida de los enfermos y de los pobres más que en la profesión médica. Este enfoque encaja con la historia del propio edificio, pues los personajes de la “calle en 1842” son todos de clase social baja, y serían susceptibles de haber pasado temporadas o de haber acabado sus vidas en un workhouse.

Uno de los principales medios utilizados por el Thackray Museum para provocar emociones es la recreación de escenas a escala real, con personajes en tres dimensiones de tamaño natural. Curiosamente, éste es un medio que evitaban los museos anatómicos universitarios del Siglo XIX, pero que los museos de cera populares como Madame Tussaud’s usaban constantemente. En éstos últimos era frecuente encontrar escenificaciones con cabezas decapitadas y héroes de guerra desangrándose.

Cuando los visitantes salen de esta experiencia sensorial de la “calle en 1842”, se encuentran con un museo un poco más convencional. En las siguientes salas se mezclan recreaciones a escala, y otros objetos creados ex proceso para el discurso didáctico, con objetos históricos de la colección. Los paneles de texto y las cartelas plantean preguntas y sus correspondientes respuestas de una forma divertida. Por ejemplo, invitan a que los visitantes busquen un tratamiento para la enfermedad de su personaje, y calculen si éste hubiera tenido los medios económicos para costearlo.

resize 8Los textos de los paneles explicativos están, al parecer, inspirados por el método de Margareta Ekarv para la redacción de textos expositivos “legibles” y accesibles: lenguaje simple, sin construcciones gramaticales complejas, verbos activos en lugar de pasivos, y líneas de texto muy cortas.[1]

resize 9.jpg

La escenografía que quizás más recuerde a los museos de cera populares del S.XIX está en la sección titulada “Hannah Dyson’s ordeal” ­(que podemos traducir algo como “el sufrimiento” o la “dura experiencia” de Hannah Dyson). Muestra una niña a la que se le amputa una pierna tras sufrir un accidente en la fábrica en la que trabajaba, y que moriría de septicemia unas semanas después de la operación. El nombre de la niña es inventado, pero la historia está basada en un caso real.

resize 10Al lado de la escena se proyecta un vídeo en el que unos actores interpretan las fases previas a la amputación, sin mostrar la parte más sangrienta del proceso. La muestra se aprovecha de la fascinación “instintiva” que tenemos los humanos hacía aquello que imita la realidad más cruda, y que los historiadores del arte han asociado tradicionalmente a una cierta vulgaridad. En este sentido Francisco Miquel y Badía escribió en torno a 1890 que “al vulgo le agradan y le entretienen, y aun le sorprenden y maravillan, todas las imitaciones puntualísimas del hombre y de la naturaleza, tales como las figuras de cera y los dioramas”[2].

Las últimas salas del recorrido han sido acondicionadas más recientemente, y continúan  el discurso expositivo desde el Siglo XIX hasta el presente centrando la mirada en el paciente. Por ejemplo, la sección Recovery (recuperación) incluye el video de una entrevista a una ex-militar que combatió en Oriente Medio y que sufre trastorno por estrés postraumático.

resize 11.jpgPara terminar el recorrido, los visitantes pueden desviarse para entrar en la sala “LifeZone,” un espacio interactivo sobre vida saludable diseñado específicamente para niños. ¡Así que terminé mi visita acompañando a un guisante en su recorrido por el intestino!

resize 12.jpg

[1] Sobre este método, véase Margareta Ekarv, “Combating redundancy: Writing Texts for Exhibitions” (pp. 201-204) y Elizabeth Gilmore and Jennifer Sabine, “Writing Readable Text: Evaluation of the Ekarv Method” (pp. 205-210), The Educational Role of the Museum, ed. Eileen Hooper-Greenhill, 2ª ed. (Routledge: London and New York, 1994).

[2] Francisco Miquel y Badía, El Arte en España (Barcelona: A. Elías y Compañía, ca. 1890), pp. 354-55